PROTECCIÓN JURÍDICA FRENTE A MALOS OLORES ORIGINADOS POR DEPURADORAS E INSTALACIONES INDUSTRIALES: RIESGO POR SULFURO DE HIDRÓGENO.

Una de las fuentes más habituales de contaminación en zonas urbanas cercanas a estaciones depuradoras (EDAR) , colectores de saneamiento y zonas industriales en los que se almacenan y procesan pescados, es el mal olor provocado por el peligroso Sulfuro de Hidrógeno (H2S) o gas de alcantarilla, con su característico olor a huevos podridos, así como por la sobreexposición a otros gases peligrosos como el metano (explosivo), monóxido de carbono, dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno.

¿Dónde y cómo se genera el sulfuro de hidrógeno?

Se produce por la fermentación de los residuos orgánicos producida por la inexistencia de oxígeno dentro de las tuberías de alcantarillas y estaciones depuradoras. En interior de una tubería, si no hay oxígeno, los microorganismos se alimentan y producen sulfuro de hidrógeno, produciendo un olor muy fuerte y característico a huevo podrido. Esta es el origen del gas alcantarilla (H2S ) y su característico mal olor.

¿El sulfuro de hidrógeno es peligroso para la salud?

Es extremadamente tóxico para la salud. Es una sustancia catalogada por la Unión Europea como sustancia tóxica y peligrosa tanto para los vecinos, como para los trabajadores de las plantas, los cuales tienen el problema de enfrentarse a altas concentraciones de este gas en espacios cerrados, lo que multiplica los efectos nocivos para la salud de un modo exponencial.

La exposición a este gas puede causar síntomas similares a alergias en los seres humanos, tales como fatiga extrema, mareos, dolores de cabeza, irritabilidad y pérdida de memoria, ojos llorosos y secreción nasal son también comunes.


Part. por millón
Efecto
0,05-0,15 Se hace perceptible al olor humano.
10 Límite tolerado por humanos.
10-20 Irritación de los ojos y pulmones.
50-100 Daño serio para los ojos.
150-200 Pérdida del olfato. El gas no huele.
300-350 Problemas respiratorios serios.
500-1000 Peligro de muerte y riesgo sistema nervioso.
>1000 Fallecimiento por intoxicación grave.

Se recomienda acudir a su médico para el caso de notar cualquiera de estos síntomas, debiendo de apartarse del foco del mal olor de modo inmediato. De este modo se logrará obtener pruebas a los efectos de un procedimiento judicial.

¿Qué pueden hacer los ciudadanos afectados por mal olor?

Existen múltiples pronunciamientos judiciales que condenan a los responsables de estas inmisiones intolerables. La primera de las sentencias es la del caso Sra. López Ostra vs. Reino de España.  En julio de 1988, a escasos metros de la vivienda de la afectada, que vivía en el término municipal de Lorca (Murcia), comenzó a funcionar, sin licencia, una planta de tratamiento de residuos sólidos y líquidos. Después de perder todos los pleitos en España y lejos de darse por vencida, acudió al Tribunal Europeo de Derechos Humanos e interpuso una demanda contra el Estado Español, acogiéndose al art 25 del Convenio, alegando protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales (Roma 4 noviembre de 1950).

Finalmente, el TEDH confirmo que sí hubo violación del art. 8 del Convenio, decisión de la Comisión 37/08/1993, “Las molestias provocadas por la EDAR implican un grado de gravedad tal, en particular para la salud de la demandante y la de su familia, que privan a ésta del derecho a la tranquilidad del domicilio, la impiden llevar una vida familiar y privada normal, de manera que suponen un ataque a su derecho al respecto de su vida privada y familiar en el sentido del art. 8.1. del Convenio”. Respecto al art. 3 “Aún sufriendo una situación desagradable, ello no acarreó un trato degradante”, no produciéndose violación de tal articulo.

En la sentencia el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, se condenó al Estado Español a abonar en concepto de indemnización 4.000.000 de pesetas por daños y a pagar 1.500.000 pesetas a la denunciante por las costas judiciales. De forma paralela unas familiares iniciaron procesos penales y administrativos frente a la planta, la que fue clausurada en octubre del año 1993 y condenados sus responsables como autores de un delito ecológico.

Desde este momento se produjo un giro en la jurisprudencia, que se dio cuenta que no podía vivir de espaldas a este grave problema ambiental.

Si necesitas ayuda profesional no dudes en contactar con nuestro despacho especialistas en derecho ambiental y urbanismo, consultándonos por mail a despacho@lopezabogados.org o llamándonos al 98 157 00 05 sin compromiso.

Paulo López Porto.

Doctor en derecho y abogado de derecho ambiental y urbanismo.

4 comentarios
  1. Antonio
    Antonio says:

    Acabo de leer este artículo y me quedo preocupado. Hace 5 años que todos los vecinos estamos soportando los malos olores de una depuradora que tenemos cercana. Son años de protestas y en las que ni el ayuntamiento ni la Comunidad autónoma han realizado nada. Y ahora nos enteramos que nos están intoxicando con lo que el cabreo que tengo es total. Las administraciones nos marean diciéndonos que se va a cambiar el asunto, que vamos a hacer mediciones… palmaditas en la espalda que se transforman en humo tan pronto como salimos de los despachos de los políticos de turno. Estoy harto, creo que deberían tomarse cartas en el asunto. Pero ante la total pasividad vamos a tomar cartas en el asunto. Tendrás noticias nuestras.
    Muchisimas gracias Paulo por tu artículo: simple, caro y al grano.

    Responder
  2. Ana FG
    Ana FG says:

    Querido Paulo:
    Me acaban de reenviar este post y te escribo urgentemente. Somos de un ayuntamiento pequeño y estamos soportando hace mucho tiempo ya los malos olores de una depuradora que tenemos al lado de casa. No nos expropiaron nuestras viviendas (no queríamos) y llevamos unos años fatal. Soy asmática y el mal olor me está matando poco a poco. Si cierro las ventanas malo ya que no entra aire y cuando las abro y entra este olor vomitivo siento como si me ardiesen los pulmones. Nos pasa lo mismo que a Antonio, en las administraciones todo son palmaditas pero las soluciones no llegan (como los políticos no viven aquí). Este año, a finales de mayo, cuando empezó el calor a apretar, el olor se multiplicó hasta el punto que tuvimos que andar todos los miembros de la familia con mascarillas en casa. Es insoportable. Y lo que más me irrita es que la empresa viene a hacer mediciones (cuando el político le manda) y en el momento no nos dicen nada, pero lo que mandan a la administración indican que todos los parámetros son normales, ante lo que nos enfadamos muchísimo.Obviamente no vienen los días que más huele.¿Qué podemos hacer?

    Responder
  3. Paulo López Porto
    Paulo López Porto says:

    Debéis poneros en contacto con un abogado especialista en derecho medioambiental para que os diseñe una estrategia, analizando la intensidad de la contaminación y las pruebas existentes, así como la documentación que habéis presentado ante la administración. Es muy importante acudir al médico cuando os sintáis mal para así dejar prueba de los días en los que existe contaminación. Si deseais que os lo miremos no dudes en enviarnos un mail. Ya estamos asesorando a varias plataformas de afectados a despacho@lopezabogados.org
    Un saludo.
    Paulo López
    Abogado especialista en urbanismo y medioambiente.

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.